Nos mudamos:

www.ylosrinocerontesbostezan.com

Allí donde el doblez de tu cuello inicia


La sombra vaga por todos los rincones
arrastrando su lamento de bosque
Se crispa el agua que dormitaba en la mano,
tenemos tormenta macerada
Una estrella llora olvidada afuera del metro de una gran ciudad
su destino va destiñéndose sobre el asfalto
Mientras espero que la araña termine de tejerme la piel
El viento de la noche se desbarranca
por un costado del planeta
Vuelve raspado, agónico
a robar suspiros para parcharse las heridas.

He olvidado cuál es el peso de mi aliento
Ruedo, escalera rota, al resguardo
Tus piernas bugambilia, mis sueños espinados
En implosión pausada y queda
voy desdibujando mis contornos
Entre el crash crash de uno y otro bicho
se deja doler, de repente, el crujido de un hueso
el llanto de una tripa agujerada
(la estrella ha muerto).

Allí donde el doblez de tu cuello inicia
allí es donde el silencio
enroscado sobre mi carne
acaba con el mundo y acaba con el sueño
es ahora sólo un desierto poblado de cactus
con sus flores estridentes que callan
mientras los ojos enloquecen
en la espiral policromática de sus pétalos.

Algo va tornándose remolino sobre mi cabeza
y grito… ¿a quién? Grito
¡No soy una roca!
Yo también he nacido del agua y de la sal
Yo también me desvaneceré
en el despertar de una libélula.

Salgo a la calle a rescatar una estrella
El asfalto está quemado
Regreso a casa con los tímpanos rotos
Empujo al viento escaleras abajo.

2 comentarios:

Maria dijo...

Magui, es hermoso...no sé qué decir, me he quedado asombrada.
Te adoro.

Alexandro Bolaños Escamilla dijo...

Pfffff!!!!!

Publicar un comentario